Crecimiento de Zea mays inoculado con Bacillus cereus y Micromonospora echinospora con fertilizante nitrogenado al 50%

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Pedro García-Radillo
Noé Manuel Montaño-Arias
Juan Luis Ignacio-Cruz
Gustavo Santoyo-Pizano
Juan Manuel Sánchez-Yáñez

Resumen

El cultivo de Zea mays (maíz) demanda fertilizante nitrogenado (FENI), como NH4NO3 (nitrato de amonio), el cual,
aplicado en exceso, provoca la pérdida de productividad del suelo. Una alternativa de solución para este problema es la
reducción y optimización de la dosis de FENI, con inoculantes a base de géneros de bacterias promotoras de crecimiento vegetal (BAPOCEVE). El objetivo de este trabajo fue analizar el crecimiento de Z. mays inoculado con Bacillus
cereus y Micromonospora echinospora a la dosis 50% del FENI. Bajo un diseño experimental de bloques al azar con el
NH4NO3, a la dosis 50% (5 g/L) en Z. mays inoculado con B. cereus y M. echinospora, mediante las variables-respuesta:
porcentaje (%) y tiempo de germinación, fenología: altura de planta (AP), número de hojas (NH) y longitud de raíz
(LR), la biomasa: peso fresco y seco aéreo y radical: PFA/PFR/PSA/PSR, la plántula y floración comparado con Z.
mays y la dosis del FENI 100% (10 g/L) sin inocular o control relativo. Los datos experimentales se analizaron por
ANOVA y Diferencia Mínima Significativa (DMS). Los resultados mostraron un efecto positivo de la doble inoculación con ambas BAPOCEVE sobre la germinación de la semilla de Z. mays; al igual que a plántula y floración, en
donde Z. mays alcanzó un PSR de 3.5 g valor numérico estadísticamente diferente, comparado con los 1.1 g de PSR de
Z. mays con el FENI al 100% sin inocular con las BAPOCEVE o control relativo (CR). Esto apoya que la inoculación
de Z. mays con B. cereus y M. echinospora, mediante la síntesis de SUPOCEVE o fitohormonas, generados a partir de
exudados de compuestos orgánicos de la semilla y raíces vegetales indujeron la proliferación de pelos radicales y aumentaron, su capacidad de absorción y optimizaron al máximo el NH4NO3 reducido al 50%, lo que evita la pérdida de
productividad del suelo.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos Originales