Evaluación de la capacidad biocontroladora de metabólicos de Trichoderma inhamatum Bol12 QD sobre cepas nativas de Phytophthora infestans in vitro

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Ramon Puño
Enrique Terrazas
Teresa Alvares
Alberto Giménez
Laura Mendoza
Smeltekop Hugh
Manuel Loza-Murguia

Resumen

Phytophthora infestans es un fitopatógeno causante de la disminución del rendimiento de los cultivos del tomate, para
controlar estas pérdidas los agricultores utilizan productos químicos. Esto trae consecuencias al medio ambiente, la
salud humana y los organismos benéficos del ecosistema. El objetivo fue obtener e identificar aislados nativos de
Trichoderma spp., en suelos sembrados con tomate en Tlayacapan, Morelos (México), con problemas de Alternaria
solani y Phytophthora infestans; asimismo, determinar su capacidad antagónica in vitro. Trichoderma se aisló
directamente del suelo por el método de dilución en placa con medio de cultivo papa-dextrosa-agar (PDA). Por otro
lado se realizaron diluciones en placa del fermento de T. inhamatum Bol12 QD producido en cultivos batch durante
30 días para comparar la efectividad del biocontrolador. Los fermentos filtrados inhibieron el crecimiento cinético
micelial del agente causal en laboratorio; con la dilución 1:2 el crecimiento fue de 32,5%, para la dilución 1:4 el
crecimiento micelial fue de 69,1% y finalmente para la dilución de 1:8 del fermento biocontrolador el micelio creció
hasta un 95,2%. Para demostrar la actividad inhibitoria sobre el patógeno en campo, se produjeron cultivos de 3 L en
batch durante 4 meses. La aplicación de tres dosis (puro, dilución 1:2 y dilución 1:4 más un testigo solamente agua) se
realizó en un diseño de bloques completos al azar con cuatro repeticiones con el cultivo de tomate, perteneciente a la
variedad Santa Cruz Kada Gigante, en las parcelas de la Unidad Académica Campesina-Carmen Pampa. El análisis
estadístico por el test de Duncan mostró que el fermento puro redujo la infección de Phytophthora infestans de
manera significativa en el tomate. Apareció otro fitopatógeno del tomate, Septoria lycopersici, durante el desarrollo
del trabajo de campo. Se evaluó también el efecto de las dosis del fermento a esta enfermedad, y se notó igualmente
una reducción significativa con todas las dosis del fermento. Con estos experimentos se demuestra que los fermentos
de T. inhamatum Bol12 QD tienen efecto biocontrolador sobre el cultivo de tomate. La capacidad antagónica se
evaluó mediante el método del papel celofán y la clase de antagonismo con la técnica de cultivos duales. Los datos se
sometieron a un análisis de varianza y pruebas de Tukey. Se obtuvieron 20 aislados de Trichoderma. El rango de
porcentajes de inhibición del crecimiento micelial de los fitopatógenos por los aislados varió desde 38.8 a 81.3% en A.
solani; y desde 16.3 a 85.5% en P. infestans. Se seleccionaron 10 aislados que inhibieron al menos el 65% del
crecimiento, que pertenecen a las especies: T. harzianum (Thz), T. longibrachiatum (Tl) y T. koningii (Tk). Los
aislados Tl-17, Tl-19, Tl- 20, Tl-21, Thz-16 y Tk-4, seleccionados contra A. solani, presentan antagonismo clase 1,
sobrecreciendo al fitopatógeno y esporulando sobre él. Los aislados THz-17, Thz-18, Tl-17, Tl-18 y Tl-19
seleccionados contra P. infestans, presentan antagonismo clase 2 y Thz19 antagonismo clase 3. Por su acción
antagónica in vitro sobre P. infestans y A. solani, puede considerarse a Trichoderma como agente promisorio en el
control biológico de las enfermedades que ocasionan estos fitopatógenos

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Comunicación Científica