Crecimiento postraumático durante la pandemia de COVID-19

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Cristian Antony Ramos-Vera

Resumen

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la enfermedad por coronavirus como una pandemia el 11 de marzo de 2020. La rápida y amplia propagación de esta pandemia por COVID-19 se ha convertido en un importante motivo de preocupación para la profesión sanitaria. El aislamiento, las restricciones de contacto y el cierre económico, imponen un cambio total del entorno psicosocial en países afectados. Estas medidas tienen el potencial de amenazar la salud mental en personas de todas las edades, y más aún en niños, adolescentes y jóvenes. Aunque la crisis actual puede traer consigo oportunidades para el crecimiento personal y la cohesión familiar, las desventajas pueden ser mucho mayores que los beneficios. La ansiedad, angustia, miedo, falta de contacto con los compañeros, reducción de oportunidades de regulación del estrés, son las principales preocupaciones. Otra de las principales amenazas, es el aumento del riesgo de enfermedades mentales de los familiares que son internadas como consecuencia de la infección por COVID19, la violencia doméstica, maltrato infantil, especialmente en niños y adolescentes con necesidades especiales o desventajas, como discapacidades, experiencias traumáticas, problemas de salud mental ya existentes, y condiciones socioeconómicas adversas, además las mujeres también refieren mayor impacto, dado las diferencias en los sistemas de respuesta al estrés, que refuerzan una mayor preocupación del personal sanitario femenino, quienes demuestran mayor vulnerabilidad psicológica.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Editorial
Biografía del autor/a

Cristian Antony Ramos-Vera

Universidad Cesar Vallejo.
Facultad de Ciencias de la Salud. Miembro Honorario de la Sociedad Peruana de Psicometría.
Av. Del Parque 640, San Juan de Lurigancho 15434.
Lima. Perú.